icono-facebook icono-twitter icono-Google icono-Linkedin
publicidad

ACONTECER IF

  • 10

    Marisol Toriz |

    marisoltb0411@gmail.com Directora editorial y Web de Diálogo Ejecutivo, periodista especializada en la IF con 13 años de experiencia en el desarrollo, dirección y coordinación de proyectos editoriales cubriendo las fuentes de salud, negocios, tecnología y asuntos regulatorios, principalmente; además de ser responsable de la gestión de sitios Web y envíos de emailing. Su alma mater es la Universidad Nacional Autónoma de México y ha tomado diversos seminarios y cursos de periodismo especializado, herramientas digitales, liderazgo, comunicación, ventas y relaciones humanas en la Universidad Panamericana, La Salle, el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores Monterrey, Google y Dale Carnegie Training.

    Contra el dolor - Asofarma

    01 November 2021

    En México, se estima que el dolor crónico afecta entre 25 y 29% de la población en general, además, en el Estudio Nacional sobre Salud y Envejecimiento, 41.5% de los adultos de más de 50 años de edad reportó sufrir dolor, el cual fue más frecuente entre mujeres que en hombres (48.3% vs. 33.6%), y el porcentaje aumentó en los adultos de mayor edad.

    Por todo ello, el dolor crónico es considerado un problema de salud pública con el que las personas se acostumbran a vivir, lo cual afecta su calidad de vida. Para contrarrestar esta situación y que la población acuda al médico, el laboratorio Asofarma presentó la página Más vida, menos dolor (www.masvidamenosdolor.com.mx), donde reunió información sobre los tipos de dolor, sus causas más comunes y las instituciones que tienen a los especialistas que les pueden ayudar a tener una mejor calidad de vida.

    Cabe mencionar que la Asociación Mexicana para el Estudio y Tratamiento del Dolor calcula que existen más de 300 especialistas en Algología en el país.
     
    De acuerdo con la intensidad y duración el dolor se clasifica en agudo y crónico. Ambos requieren un tratamiento integral. El primero es intenso, se presenta rápidamente y puede durar poco, permite saber que existe una lesión o un problema que hay que atender de forma rápida; mientras que el dolor crónico se manifiesta de forma persistente durante un largo periodo y causa limitación para realizar actividades, altera el bienestar social y estado de ánimo. Este tipo de dolor puede provocar depresión, ansiedad e ira, al no encontrar alivio.
     
    En este sentido, Argelia Lara, directora del Departamento de Medicina del Dolor y Paliativa del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, informó que el diagnóstico y manejo del dolor son subóptimos, aunado a que se debe optimizar el manejo de las terapias existentes.

PORTADA

publicidad Promo Lateral
publicidad
icono-flecha