icono-facebook icono-twitter icono-Google icono-Linkedin
publicidad

PUBLIREPORTAJES

  • Director general de SwitchOTC
hbolanos@me.com

    Héctor Bolaños |

    Director general de SwitchOTC hbolanos@me.com

    Situación de la reclasificación en México

    01 November 2021

    En mis anteriores colaboraciones abordeacute;nbsp;los beneficios que provee la reclasificacioacute;nnbsp;en distintos aacute;mbitos, principalmentenbsp;los incrementos de ventas quenbsp;logran los medicamentos ya reclasificados,nbsp;las cuales superan a las peacute;rdidas quenbsp;llegan a tener por no promoverse maacute;s a los meacute;dicosnbsp;o dejar de ser recetados por eacute;stos.

    Con base en dichos beneficios y el hecho de quenbsp;el mercado OTC ha crecido a nivel mundial graciasnbsp;a las reclasificaciones, cabe preguntarse pornbsp;queacute; en Meacute;xico siguen clasificados como de recetanbsp;al menos 25 ingredientes que son OTC en diversosnbsp;paiacute;ses, algunos desde hace 20 antilde;os o maacute;s.

    La respuesta a esta pregunta es compleja, por lo quenbsp;habreacute; de ocupar este artiacute;culo y otros maacute;s para exponernbsp;mis puntos de vista al respecto. En principio, cabriacute;anbsp;mencionar que no se puede aducir como explicacioacute;nnbsp;al hecho de que esos 25 ingredientes continuacute;an clasificadosnbsp;como de receta en Meacute;xico el que provocan reaccionesnbsp;adversas o efectos secundarios graves, ya quenbsp;de ser asiacute; no hubieran sido aprobados por agencias denbsp;primer nivel como la Food and Drug Administrationnbsp;(FDA), Medicines and Healthcare Products Regulatorynbsp;Agency o Therapeutic Goods Administration.

    En consecuencia, la pregunta que nos ocupa requiere contestarse, inicialmente atendiendo dos elementosnbsp;que constituyen el sustento de un proceso reclasificatorio eficiente: la definicioacute;n de queacute; es unnbsp;OTC y las caracteriacute;sticas que debe reunirnbsp;para considerarse como tal; asiacute; como lanbsp;existencia de un marco regulatorio objetivo,nbsp;transparente y predecible que facilite lanbsp;toma de decisiones acerca de la procedencianbsp;de una solicitud de reclasificacioacute;n.

    No obstante, se requiere tomar en consideracioacute;nnbsp;un par de factores que afectan indirectamentenbsp;al proceso de reclasificacioacute;n. Elnbsp;primero de estos elementos es la percepcioacute;nnbsp;negativa que prevalece sobre el uso de losnbsp;OTC, praacute;ctica internacionalmente conocidanbsp;como automedicacioacute;n responsable, y de lanbsp;que se alimenta la reclasificacioacute;n. El segundonbsp;factor estaacute; relacionado con la idea erroacute;neanbsp;que existe acerca de que los consumidoresnbsp;son incapaces de cuidar de su salud, elegirnbsp;y usar correctamente dichos medicamentos.

    AUTOMEDICACIOacute;N RESPONSABLE Ynbsp;AUTOCUIDADO

    Por desgracia, ni las autoridades ni los profesionalesnbsp;de la salud reconocen a la automedicacioacute;nnbsp;responsable como un componentenbsp;del autocuidado que satisface el deseo quenbsp;tienen los consumidores de tomar parte activanbsp;en el cuidado de su salud, sino como unnbsp;fenoacute;meno netamente comercial que, en elnbsp;mejor de los casos, debe contenerse maacute;snbsp;no promoverse. Esta posicioacute;n contrasta connbsp;la expresada en distintos documentos por lanbsp;Organizacioacute;n Mundial de la Salud y con lasnbsp;declaraciones que hicieron la Asociacioacute;n Meacute;dica Mundial, el Parlamento Europeo y la FDA, ennbsp;las cuales reconocieron el valor de la automedicacioacute;nnbsp;y el papel que desempentilde;a en el sistema de salud.

    Un aspecto que explica en buena medida este contrastenbsp;es la confusioacute;n que existe entre la automedicacioacute;n y elnbsp;uso de los medicamentos de receta sin la intervencioacute;nnbsp;o supervisioacute;n de un meacute;dico, praacute;ctica conocida comonbsp;autoprescripcioacute;n. Al no diferenciarse estas praacute;cticas,nbsp;los efectos secundarios, las reacciones adversas o losnbsp;riesgos que conlleva la autoprescripcioacute;n se le atribuyennbsp;a la automedicacioacute;n. En consecuencia, es imprescindiblenbsp;hacer notar esta diferencia y proveer evidencias quenbsp;demuestren el perfil de seguridad caracteriacute;stico de los OTC, en especial que sus efectos secundarios y reaccionesnbsp;adversas son, en general, leves y transitorias, ademaacute;snbsp;de que desaparecen al suspender el tratamiento,nbsp;como tambieacute;n, que estos medicamentos no generannbsp;dependencia ni dejan secuelas.

    La idea que existe sobre la incapacidad de los consumidoresnbsp;para cuidar de su salud y de no elegir y/o usar correctamente los medicamentos, es producto baacute;sicamentenbsp;de experiencias particulares, anecdoacute;ticas onbsp;derivadas de estudios en pequentilde;as poblaciones. Otronbsp;aspecto que influye en esta posicioacute;n es la actitud quenbsp;prevalece entre una buena parte de los profesionalesnbsp;de la salud respecto a que soacute;lo ellos pueden orientarnbsp;a los individuos para cuidar de su salud. Esta posturanbsp;puede contrarrestarse con evidencias que confirmennbsp;que el etiquetado de un OTC permite al consumidor sabernbsp;que el medicamento que eligioacute; es el indicado paranbsp;obtener el alivio que busca, ademaacute;s de hacer posiblenbsp;que encuentre y entienda la informacioacute;n que requierenbsp;para usarlo correctamente.

PORTADA

publicidad Promo Lateral
publicidad
icono-flecha