icono-facebook icono-twitter icono-Google icono-Linkedin
publicidad

ACONTECER IF

  • 16

    Gabriel Garcí­a |

    ggarcia2007@gmail.com Es licenciado en Periodismo y Comunicación Colectiva por la FES Acatlan, UNAM. Tiene más de 10 años en periodismo de investigación, ciencia y salud. En la actualidad es editor en jefe de Conversion21.com y consultor en tecnología y aplicaciones digitales para la salud.

    Preocupa la falta de leche a mujeres que están amamantando

    16 June 2022
    A través de la leche materna se puede garantizar la salud y el desarrollo adecuado del recién nacido. La alimentación que reciben tiene un impacto directo en la formación de los sistemas fisiológicos de su cuerpo, en funciones motoras, cognitivas y emocionales a largo plazo. 
     
    La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que el alimento más adecuado para las niñas y los niños durante esta etapa de su vida es la leche materna, está llena de anticuerpos que ayudan a proteger a los pequeños de las enfermedades. Los bebés nacen con un sistema inmunológico aún por madurar, y son estos anticuerpos provenientes de la madre, los que se encargarán de proteger al bebé y potenciar el correcto desarrollo de su sistema inmune y digestivo. 
    Cuando la madre alimenta a su bebe recién nacido es algo a lo que debe de prestar mucha atención ya que es su única fuente de alimentación durante los primeros meses, debe de cuidar lo que come y toma para no afectar el crecimiento y la salud de su bebé.  
    El mejor método y más efectivo para aumentar la producción de leche materna es aumentar la demanda del bebé, es decir; poner al bebé más a menudo y más tiempo al pecho. Y es que la producción de leche está ligada a la succión del pequeño y a sus necesidades. Cuanto más demande el bebé, más leche se producirá para cubrir sus necesidades. Muchas mujeres no tienen ningún problema durante este proceso, pero hay algunas otras que sufren al no producir la leche suficiente que requiere la alimentación de su bebé, por esta razón es deben de acercar a sú médico y conocer las opciones para producir más leche materna.  
    Una de las mayores preocupaciones de las madres justo después de dar a luz es tener suficiente leche para amamantar a su bebé. Cuando eres madre y te das cuenta de que produces poca leche, necesitas tener fortaleza y paciencia para dar lo mejor de ti, las primeras veces pueden ser muy difíciles.   
    Aquí te dejamos algunas recomendaciones: 
    - Una postura adecuada en la que el bebé se sienta cómodo. 
    - Alinear la cabeza del recién nacido con el pecho de la madre; la boca debe estar abierta, con los labios hacia fuera. 
    - El pezón debe estar cerca del labio superior del bebé. 
    - Por último, un complemento alimenticio que favorezca la secreción láctea estimulando la producción de leche. 
    Una buena técnica de lactancia te ayudará en esta etapa tan importante para ti y tu bebé. Recuerda que dar pecho le da consuelo, amor y seguridad.
    Algunas madres, en que la producción de leche materna es baja o tarda en producirse, recurren a remedios naturales, como tés, levaduras, atole, avena, entre otros. Son el aliado perfecto para aumentar la producción de prolactina, la hormona encargada de la producción de leche.
    Expertos recomiendan apoyar la producción de leche, a través del consumo de suplementos alimenticios, un ejemplo de ello, es Galactogil, complemento alimenticio basado en extracto de origen natural de malta, hinojo y anís;  ayuda a apoyar la secreción de leche materna de las mujeres lactantes.
    Galactogil llega a México a través de la empresa Biocodex, es un suplemento alimenticio, el cual se aconseja a las mujeres lactantes para el tratamiento adjuntivo de la deficiencia de secreción de leche, que permite a las mujeres lactantes para nutrir a su bebé en las mejores condiciones. 
    ¿Por qué se recomienda la lactancia materna?
    La pediatra Sydney Greenawalt, explicó que "no existe nada que se compare a la leche humana. Esta diseñada para las necesidades del recién nacido. Uno de los mayores regalos que le puedes dar a tu bebé es alimentarlo con tu propia leche.
    "La leche materna es rica en vitaminas, sales minerales, oligoelementos, azúcares, grasas y proteínas que cubren todas las necesidades del bebé para un buen crecimiento. Su composición, en constante evolución, favorece el desarrollo de sus defensas naturales. Además de alimentarlo, favorece la digestión correcta del bebé y le aporta numerosas sustancias que ayudan a su joven cuerpo a funcionar mejor", agregó.
     

PORTADA

publicidad Promo Lateral
publicidad
icono-flecha