icono-facebook icono-twitter icono-Google icono-Linkedin
publicidad

OPINIONES

  • 2

    Hugo Lobato |

    lobatoh@cefrp.com.mx Fundador y director general de la agencia de relaciones públicas y comunicación CEFRP. Cuenta con estudios en mercadotecnia por la UTN y el ITAM, es licenciado en Ciencias de la Comunicación y cursa una Maestría en Periodismo Político en la Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Asimismo, ha tomado diplomados en Reputación y escándalo, Manejo de la Comunicación en Crisis en la Universidad Iberoamericana; Gestión de Criris de Comunicación en Redes Sociales en la Universidad La Salle, entre otros.

    VIH, ¿cura a la vista


    01 May 2022

    En febrero de este año el mundo vibró cuando se dio a conocer que una mujer de Nueva York, Estados Unidos, se curó del Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH) después de recibir un trasplante de células madre de la sangre del cordón umbilical debido a una leucemia.

     

    Deborah Persaud, jefa del equipo médico que la atendió, explicó que desde que la paciente recibió la sangre del cordón umbilical para tratar su leucemia mieloide aguda, ha estado en remisión y libre del virus durante 14 meses.

     

    “En la historia de los avances científicos se han reportado dos pacientes con cáncer de la sangre y VIH que fueron intervenidos con células de la médula ósea, quienes lograron una remisión del virus”, comentó Johana Ojeda, presidenta de la Asociación Vida y Células Madre.

     

    Ojeda dijo que “técnicamente la cura ocurrió porque hay una mutación genética en las células del donador (conocida como CCR5-delta 32) que hizo que el receptor al cual se une el virus para infectar a las células se deforme. Así, las células madre trasplantadas se injertan en la médula ósea del paciente y producen glóbulos rojos, blancos y plaquetas que no podrán ser infectadas por el VIH. Además, se cree que existe un efecto de injerto versus reservorio del VIH en el que las células del sistema inmune del donador eliminan a las células infectadas por el VIH que se encuentran escondidas en diferentes órganos del cuerpo y que, en la actualidad, no pueden ser eliminadas con otros tratamientos”.

     

    Lo anterior demuestra que nos encontramos en un momento excepcional en el que la ciencia y la tecnología son piedras angulares para que tanto médicos como pacientes cuenten con más y mejores opciones de tratamiento.

     

    Tan sólo hay que revisar a profundidad la criopreservación de la sangre de cordón umbilical, porque cada vez más familias se acercan con los profesionales de la salud para conocer las ventajas que ofrece almacenar este tipo de células que, con los debidos protocolos para su uso, pueden significar una esperanza de vida.

PORTADA

publicidad Promo Lateral
publicidad
icono-flecha